Aprendizaje por descubrimientoCapacitacionesgamificaciónhabilidades blandasneuroaprendizajestorytelling

Neuroeducación: nuevos paradigmas frente al aprendizaje empresarial

Por: Henry Castillo. PhD y experto en neurociencias.

Yuval Noah Harari, el famoso escritor del libro “Sapiens. De animales a dioses”, plantea en su texto que el verdadero poder de los seres humanos (o del homo sapiens) no radica en las fortalezas individuales de las personas. Harari hace referencia a que, incluso, otras especies de homínidos que poblaban el planeta Tierra eran más fuertes, más ágiles y tolerantes para soportar el frío y las bajas temperaturas; sin embargo, fue el homo sapiens quien triunfó y esto se debió a que tuvo la capacidad de trabajar en equipo.

Decimos, entonces, que estos homínidos desarrollaron competencias blandas más allá de las competencias duras. Pero ¿qué son las competencias blandas? Son aquellas que tienen que ver con la capacidad de conectar con el otro, trabajar en equipo, utilizar habilidades de liderazgo, aplicar inteligencia emocional y lograr consensos con inteligencia social, entre muchas otras habilidades.

Por eso, me enfrento permanentemente a la pregunta que me hacen de las empresas: ¿cómo hacer para desarrollar habilidades en mis equipos de trabajo que los lleven a un mejor desempeño? Mi respuesta casi siempre va por la misma línea: si queremos tener una empresa con alta capacidad para responder a las demandas del mundo actual necesitamos equipos de trabajo altamente funcionales, integrados, coherentes y altamente sinérgicos. Las metodologías para lograrlo las voy a enumerar y desarrollar en los siguientes 5 puntos:

  1. El uso del aprendizaje experiencial: las personas aprendemos mucho mejor de la experiencia directa que simplemente de la transmisión de información.
  2. El aprendizaje con todas las inteligencias (o el aprendizaje 360°): que significa aprender con todo el cerebro, con el hemisferio izquierdo y hemisferio derecho y las ocho (8) inteligencias definidas por Howard Gardner: lingüística, lógico-matemática, corporal-cinestésica, musical, visual-espacial, intrapersonal, interpersonal y naturalista.
  3. Utilizar metodologías de alto impacto emocional: por ejemplo, en técnicas o estrategias basadas en el storytelling o el contar historias. Las capacitaciones deberían parecer una historia que tenga una serie de puntos como los tienen los guiones literarios, con un argumento; una trama; una estructura o diagrama de esta historia que permita trazar un mapa de la obra; un momento o nudo que es el que permite captar la atención del lector; un conflicto narrativo –que es el enfrentamiento que ocurre entre los personajes y aporta el combustible emocional y le da vida y fuerza a la trama-; el índice detonador, que es un hecho que dispara o desencadena un conflicto total dentro de la obra y un punto de giro, que pone un cambio dentro del status quo.
  4. Utilizar el aprendizaje basado en técnicas de juego o gamificación educativa. La gamificación educativa plantea aprendizajes con fines no lúdicos, por tanto, si utilizamos estrategias de aprendizaje gamificado, vamos a tener un mayor poder de penetración en la mente de los integrantes de la compañía y se va a poder lograr una transferencia de la memoria de corto a largo plazo.
  5. Utilizar (en el caso en que el plan de capacitación sea virtual) el concepto de la experiencia educativa basada en UX (user experience): las capacitaciones deben ir más allá de una persona hablando a través de una pantalla y deben convertirse en unidades de interacción que estén diseñadas para generar una experiencia de aprendizaje, una experiencia de usuario supremamente potente.

Si deseas conocer más acerca de esta metodología y cómo crear equipos de trabajo con mayores y mejores competencias, no dudes en contactarnos al correo hola@grupolateral.co y nos encargaremos de crear un programa de capacitación acorde a las necesidades de tu empresa con la metodología Lateral.

 

Comparte este artículo

Leave a Reply